Skip links

Coaching

Para Ariadna es fundamental desarrollarse de forma integral, tanto en la parte espiritual como el área humanista. En su opinión eso nos hace más congruentes. Cuando trabajamos de forma integral, la transformación es profunda ya que detectamos los factores internos, subconscientes que determinan los patrones de vida desde los cuales nos desempeñamos.

La vida se mide por resultados y si no estamos obteniendo los resultados esperados en la vida, habrá que detenerse en el camino a revisar nuestro cuadro de creencias y la calidad de relación que tenemos con nosotros mismos ya que como dice el Arcángel Chamuel, “el reflejo de todas las relaciones que tenemos en la vida, es el reflejo de la relación que tenemos con nuestro niño interno”.

Cuando más sana la relación que tenemos con nuestro niño interno, mejores y más sanas serán las relaciones con los demás. Al descubrir introyectos que nos han llevado en dirección contraria al lugar que deseamos manifestar, los observamos, los cuestionamos, los enfrentamos, aprendemos a manejarlos, los superamos y lo único que puede resultar de ellos es el crecimiento.